Un niño perdió un gato

Un niño perdió un gato
de caucho, de madera
o de latón, ¡Qué se yo!
Dormitaba en la calzada y
lloraba lágrimas de rocío
Debió perderse antes de morir
la madrugada

Un niño perdió un gato
¿Jugaba? ¿Corría?
¿O iba de la mano de mamá
al mercado, al parque
O a casa de la abuela
Con un ramo de flores?
Solo se que era el día de la madre

Un niño perdió un gato
Quien sabe cuántas tardes
alzó el vuelo
entre sus dedos
Un día habrá sido Superman
O Mickey Mouse,
o Peppa Pig
O tal vez fuera garfield
Y le preparara una lasaña
con un horno de resina

Un niño perdió un gato
Ya no oirá el maullido
con regusto a petróleo
de su alma refinada
Ya no sentirá su ronroneo
ni su rabo mesará su pierna
Un niño perdió un gato
poco antes de que el gato
lo perdiera

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *